El Verdadero Riesgo de Vapear

Constantemente vemos historias o noticias sobre los peligros de vapear. Inclusive en los últimos meses del 2018, COFEPRIS se ha encargado de crear campañas publicitarias alarmantes contra el cigarro electrónico.

Ya sea que apunten hacia la salud, hacia baterías que explotan o hacia los riesgos de que los adolescentes contraigan una adicción, la pregunta real es, ¿los riesgos de vapear sobrepasan los beneficios?

Lo primero que debemos entender es que el vaping como tal, fue hecho y es consumido principalmente como una alternativa para una de las adicciones más mortales que existen: el fumar. El mayor porcentaje de consumidores de vapes, son gente que antes fumaba. Nada puede compararse a los riesgos de fumar, más de la mitad de los fumadores que tienen toda una vida fumando, mueren prematuramente.

No podemos basarnos en opiniones personales, la mayoría de estas campañas en contra del cigarro electrónico son de individuos que no están de acuerdo o que son parte de las prohibiciones que quieren hacer sin sentido en contra del vaping.

La realidad es que debemos basarnos en lo que apunta la verdadera evidencia. Estudios de primer mundo realizados por Public Health England (Reino Unido) y Royal College of Physicians, concluyen:

Muy poco probable que el daño del vaping exceda un 5% del daño que hace el cigarro.»

Por qué le molesta tanto a una institución como COFEPRIS el cigarro electrónico, tanto que trabajan en contra de su prohibición, pero no trabajan en contra del cigarro que se encuentra en cada tienda, Oxxo y farmacia de México.

En este artículo analizaremos algunos de los puntos que «especialistas» y que «opinión pública» tienen contra del cigarro electrónico.

Entendiendo los Riesgos Reales

Mientras muchos estudios, como los que mencionamos anteriormente apuntan hacia los riesgos a corto-mediano plazo de la salud, no se ha encontrado evidencia de los riesgos a largo plazo de la salud, ya que el vaping tiene relativamente unos 10-15 años que se volvió popular.

Toxinas, cancerígenos y químicos

Existen algunos rumores sobre el «peligro» de los químicos que contienen los líquidos que se usan para vapear, pero estos químicos se encuentran con concentraciones muy pequeñas, en mucho menor cantidad que el cigarro.

Uno come y respira químicos todos los días, mismos que en su mayoría realmente no afectan la salud. Y el Royal College of Physicians concuerda con esto, en su estudio «Nicotina sin fumar», concluyen:

En condiciones normales de uso, las toxinas que produce el vapor del cigarro electrónico están muy por debajo de los limites de una exposición de riesgo. Si este es el caso, es poco probable riesgos a la salud a largo plazo.

La cafeína contiene alrededor de 22 potenciales cancerígenos, pero se acepta fácilmente pues los riesgos que presenta son mínimos para la salud, ya que la cantidad de toxinas es muy baja y desperdiciar tiempo en un debate contra la cafeína sería un desgaste innecesario.

Por suerte para el café, al consumirlo sencillamente no se requiere hacer algo que se parezca a fumar.

Formaldehído

Para los que no saben, el formaldehído, es un compuesto químico, derivado del alcohol metílico, altamente soluble en agua. Un estudio en la universidad de Portland, muestra que si subieras la potencia al vapear, al punto que ningún humano pudiera tolerarla, el atomizador libera altas cantidades de formaldehídos.

Pensando que esto fue un descubrimiento, liberaron un artículo titulado, «El cigarro electrónico puede producir más formaldehído que un cigarro normal.»

Sin embargo, la verdad es que si en tu vape, disparas al punto donde la resistencia seca el algodón, el efecto que produce se le llama «dry hit» y es una experiencia repulsiva. Es cuando el algodón se queda sin líquido, así que sería ridículo que alguna persona en su sano juicio, siguiera intentando inhalar de su vape pasando el punto de dry hit, mismo que se encuentra lejos del disparo necesario para generar una alta cantida de formaldehídos.

Pulmones Palomita: diacetilo y acetilo

Los pulmones palomita son una condición que se puede contraer al inhalar diacetilo. Este compuesto se encuentra en saborizantes para productos como la mantequilla.

Uno de los escándalos más grandes sobre este producto, fue en los años 90, donde en una fábrica de palomitas de microondas en Missouri, los trabajadores tuvieron un severo daño pulmonar por respirar diacetilo.

El otro compuesto que se usa en saborizantes muy comúnmente es el acetilo. Ambos son dañinos para los pulmones si se inhalan en cantidades enormes. La pregunta real es, ¿cuánto es cantidad enorme? Lo que sabemos de estos trabajadores es que lo inhalaron al punto de intoxicación, probablemente fue por haber estado expuestos a respirarlo en altas cantidades todos los días.

Todos los e-liquids contienen en un grado diacetilo y acetilo, ya que son saborizantes. Sin embargo, de entrada, lo tienen en una cantidad mucho menor que la del cigarro.

En segunda instancia, no sólo los e-liquids tienen estas sustancias en mucho menor cantidad que el cigarro, a demás también se disuelve con el mismo líquido, rebajando el efecto o la cantidad que impacta al cuerpo.

Así que no no porque los productos contengan estos químicos significa que se encuentran en cantidades que sean riesgosas para la salud. Si el cigarro contiene una dosis mucho más alta de diacetilo, ¿por qué no lo prohíben?

Saborizantes

Quizá uno de los riesgos más elevados del vaping, sean los químicos que contienen los saborizantes en los e-liquids. Mientras el diacetilo que ya mencionamos es el más famoso, puede que existan en el mercado muchos líquidos que son potencialmente un riesgo para la salud.

No podemos reducir los componentes del e-liquid a 4 ingredientes, pues sería como decir que el cigarro sólo se compone de 2 ingredientes: hoja de papel y tabaco.

Así que la forma en que funciona, es que a demás de los compuestos para generar los sabores, en su mayoría, todos los e-liquids se componen de glicerina vegetal y propilenglicol. Mismos compuestos que son aceptados en alimentos, como seguros para la salud.

Sin embargo, esa seguridad para la salud es al consumirlos de forma oral, es decir, la ingesta. No se ha probado la seguridad de estos productos al inhalarlos en términos de largo plazo.

Hasta el día de hoy, sólo se sabe de algunas irritaciones o gargantas raspadas por el uso continuo. Sin embargo, no vamos a partir de decir, que si nunca en tu vida has fumado vas a empezar a consumir estos productos de forma regular, más bien es que visto desde el angulo del daño a la salud, es mucho menos dañino que el cigarro.

Lo más recomendable siempre es que si compras e-liquids, sean marcas recomendadas y confiables para evitar ponerte en un riesgo innecesario.

Propilenglicol

El propilenglicol también es un compuesto que se usa para el humo que se usa en clubs o en fiestas. Al inhalarlo o respirarlo no se han encontrado repercusiones de corto plazo a la salud.

Sin embargo, sí es cierto que no hay mucha información o estudios sobre sus efectos de consumo constante a largo plazo. Sólo existen algunos estudios con animales que muestran que en uso diario, no hay efectos notorios a la salud a corto plazo.

¿Es peligrosa la nicotina?

Aunque la nicotina es el químico más adictivo del cigarro, a comparación de lo que muchos creen, es uno de los menos dañinos. De hecho se ha mostrado a través de estudios que la nicotina no está relacionada con el cáncer.

La nicotina es un mero estimulante como lo es la cafeína, en el cigarro, lo que causa más daño es la combustión, misma que no existe en el cigarro electrónico.

La nicotina se encuentra de forma natural en vegetales como las papas y jitomates. Sin embargo, sólo en la planta de tabaco se encuentra de forma tan abundante como para extraerla. Tendrías que extraer la nicotina de un camión completo de jitomates como para tener una muestra para una botella e-liquid.

Así que en su forma más elemental, no es tóxica o cancerígena, pero sí es adictiva.

Revisar: Los Efectos de la Nicotina en tu Cuerpo

Adicción

Una de las mayores preocupaciones para la legalización o regularización de estos productos es «la adicción que pueda generar».

Sin embargo, en Estados Unidos se han hecho estudios que muestran, que en de todos los adolescentes que comenzaron a vapear y que antes no fumaban, sólo el 20% usaban e-liquids con nicotina.

Dado que los e-liquids no contienen ningún químico que sea adictivo a excepción de la nicotina, eso muestra que la mayoría de estos adolescentes lo probaron por moda o por entretenimiento, pero sin relacionarse a una adicción.

Es cierto que los que usan nicotina son más propensos a su uso continuo, pero el hecho de que la nicotina se encuentre al alcance de lo adolescentes, no significa que promueva la adicción. ¿Por qué no decir lo mismo de los chicles de nicotina o de los parches de nicotina?

Estudios de la FDA en Estados Unidos concluyen:

Estos productos de nicotina no muestran tener un grado significativo de riesgo para abuso o de dependencia.

Recordemos que el uso de nicotina en los e-liquids, se encuentra específicamente diseñado para gente que fuma cigarro y que desea una alternativa para dejar de fumar.

Revisar: Vapear sin Nicotina

Conclusión: El Riesgo es Relativo

Los riesgos que conlleva son mucho menores que los del cigarro, quizá en unos años descubramos que el uso constante de propilenglicol cause problemas de pulmón, aunque los estudios apunten hacia que no es muy probable.

Por ello, no decimos que vapear sea completamente seguro para la salud, pero ciertamente es mucho más seguro que fumar y es la mejor alternativa para fumadores.

También te puede interesar:

Referencia:

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
0

Start typing and press Enter to search